Experta indica que ONGs son la esperanza para acabar con la violencia de género

Sin categoríaoct 16 2013Comentarios desactivados

violencia_genero_1Asesora de la OMS, Dra. Ruth Macklin, remarcó el papel que juegan las organizaciones no gubernamentales para salvaguardar los derechos humanos de las mujeres.

“La principal esperanza para acabar con la violencia contra las mujeres son las organizaciones no gubernamentales (ONG)”, así de categórico fue el análisis realizado por la Dra. Ruth Macklin, académica del Albert Einstein College of Medicine de la Universidad de Yeshiva (Estados Unidos), quien es una de las figuras más importantes del VI Congreso Internacional de Bioética en Iberoamérica, organizado por la Universidad de Santiago de Chile en conjunto con la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Esta afirmación se sustenta en las cifras negativas que poseen organismos internacionales sobre violencia de género. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) siete de cada diez mujeres serán golpeadas, violadas o maltratadas alguna vez en su vida. Estos números son ratificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entidad que plantea que en un estudio realizado en 15 países diferentes entre un 20 y 65 por ciento de las mujeres sufre algún tipo de agresión.

Ante este panorama, la asesora de la OMS, dictó la conferencia “Violencia contra mujeres y Derechos Humanos: Un desafío global”, donde abordó la realidad de este fenómeno a nivel mundial.

“No es suficiente mejorar el sistema de salud público, porque se trata de prevenir sin tener los instrumentos necesarios, por ejemplo, las violaciones existen fuera del sistema de salud. Por esta razón, lo que necesitamos son reformas sociales y culturales, lo que es más difícil de lograr”, planteó la Dra. Macklin.

Por otra parte, la experta en políticas de salud y bioética señaló que la resolución de este problema involucra muchas responsabilidades. En ese sentido, los gobiernos juegan un rol relevante para cumplir con los compromisos que los países han suscrito con organismos internacionales en materia de derechos humanos.

Otro punto que remarcó la especialista, fue la necesidad que los líderes religiosos tengan posturas claras referente a estas temáticas, sobre todo, en aquellos países donde los cultos tienen un amplio número de adherentes.

Es en este contexto, donde los gobiernos extranjeros no tienen mayor incidencia, donde las ONGs juegan un rol preponderante, permitiendo la articulación de redes de solidaridad a las que prestan apoyo técnico y financiamiento para poder funcionar.

Finalmente, la Dra. Ruth Macklin indicó que este trabajo también involucra a los hombres, para ella “los hombres deben responder y también son responsables de esta lucha por el respeto de los derechos de las mujeres”.

Por Valeria Osorio.